Las principales novedades fiscales aplicables en 2014, serán:

En IVA

Entra en vigor el esperado criterio de caja, voluntario, por el que a partir de ahora, las empresas que lo deseen podrán tributar en IVA en la fecha que cobren o paguen sus facturas y no en la fecha de emisión, como venía siendo hasta ahora. Además, se reducen los impresos de IVA, utilizándose el modelo 303 para todas las liquidaciones.

En Impuesto Sobre la Renta

Se mantienen algunas medidas que tendrían que suprimirse en 2014:

Las retenciones a profesionales, antes del 19%, se subieron al 21% durante 2012 y 2013, para volver al 19% el 1 de enero de 2014, ahora esta medida se ha prorrogado hasta el 1 de enero de 2015.

En Impuesto de Sociedades

Dejará de ser deducible el deterioro de valor de las participaciones en el capital o fondos propios de entidades, provocadas por el deterioro contable de dichos valores.

Las rentas negativas obtenidas en el extranjero a través de establecimientos permanentes o uniones temporales de empresas, salvo en el caso de cese de la actividad o transmisión de participaciones.

En los contratos de leasing firmados entre 2012 y 2015 se prorroga la excepción a la exigencia del requisito para proceder a la aplicación del régimen de amortización especial que obligaría a que la parte de las cuotas de arrendamiento financiero de recuperación del coste del bien fuera constante o creciente.